¿Por qué no hago el EIR?

Muy buenas enferebros, ¿Qué tal estamos? Quizá este vídeo de hoy sea uno de los que más me habéis pedido en toda mi historia cibernética. Queréis que de mi opnión sobre el EIR y aquí está.  En primer lugar quiero recalcar que simplemente es mi opinión sesgada del tema y basada en mis circunstancias y decisiones, todos vosotros podéis tener opiniones radicalmente diferentes y completamente válidas.

¿Estoy a favor de la especialización de enfermería?, sí. Primera pregunta respondida. Y ahora os voy a contar los motivos por los cuales yo no he hecho el EIR ni tampoco tengo intención de hacerlo.

El primer motivo es que me parece vergonzoso el número de plazas que salen cada año. Me parece que nos han visto la cara de tontos o de madre Teresa de Calcuta. Me parece que el esfuerzo-beneficio no me compensa para nada. Es muy sacrificado, muchísimo. Es más admiro a todos aquellos que lo preparan con tesón, porque de verdad, ole vosotros. Preparar el EIR conlleva muchísimo tiempo y esfuerzo diario, y por lo general una inversión de dinero muy grande, en manuales, academias, etc. Porque lo habitual es que la gente necesite de una academia para prepararlo, que le sirve de guía y orientación. Es cierto que hay eruditos que con dos pelotas que se lo sacan por su cuenta, pero como os digo, no suele ser lo habitual. Además llegados a este punto necesitas tomar una decisión o te dedicas por completo al EIR y no trabajas arriesgándote a no entrar y no habiendo ganado un euro, es más perdiendo, o intentas compatibilizar y te quedas sin vida todo lo que dure la preparación, nuevamente arriesgándote a no entrar. Dos opciones que no barajo.

Lo que está claro es que a los gobiernos que tenemos no les interesa que la enfermería sea especialista, porque vamos a ver si les interesase, sacarían más plazas, muchísimas más plazas, ¿no?. Obviamente es un tema monetario, como todo en esta vida, porque el sonido que hace una bolsa con dinero es el idioma que todo el mundo entiende y  no me extraña que no haya un duro con las políticas económicas de mierda que se hacen, en realidad creo que si hay dinero, pero mal gestionado. Hay que tener en cuenta que saldría carísimo pagar a miles de enfermeros en formación. Así que, que no nos vendan la moto.

De todo esto se aprovechan las academias de formación comiendo la oreja a la gente como si todos los que nos apuntamos fuéramos a sacar plaza o como si el EIR fuera la panacea. Y vamos a ver señores, es imposible que si nos apuntamos 13.000 saquemos plaza todos habiendo solo 1000 y pico plazas. Ahora bien, como acabo de comentar ayudan muchísimo a que los 1000 elegidos entren.

Así que nos vemos gastando un montón de pasta, tiempo de nuestra vida y nuestra ilusión, en algo que difícilmente podemos conseguir.

Y luego el examen, que esa es otra, 5 putas horas de examen, que es que te tienes que poner una sonda vesical de pierna, con unas preguntas que en muchas ocasiones poco tienen que ver con la enfermería por no decir una puta mierda. Que parece que nuevamente se están riendo de uno. Como comprenderéis a mí no me renta. Quizá sea un acto de rebeldía, de mi yo adolescente pero que quereís que os diga, que les den por el culo y se vayan a reír de otro. Además ninguna especialidad me llama especialmente la atención. Cuanto llevan anunciando médico quirúrgica y no sé cuantas más… Queriendo abarcar más allá de la lógica.

Ahora pongámonos en el supuesto de que consigamos plaza. La mayoría de personas que te van a formar no son especialistas. “Pero llevan 30 años trabajando en el servicio”. Ya pero que lleven 30 años trabajando no quiere decir que lleven haciendo 30 años las cosas bien. Todos hemos estado de prácticas y sabemos de lo que hablo. Además en muchos casos te vuelven a tratar como un alumno, y también sabemos cómo tratan algunos y algunas malnacidas a los alumnos. Por otra parte vas a ser mano de obra barata, porque el sueldo es bastante bajo comparado a lo que cobrarías si trabajases como enfermero. Esto sumado a que con las pocas plazas que hay quizá te tengas que ir de tu casa a vivir fuera, así que puede ser que andes bastante jodido de pelas. Hay muchas personas que me escribís que es un auténtico infierno, y hay otras muchas que me decís que es lo mejor que podíais haber hecho. Como he comentado al principio depende de las circunstancias y decisiones de cada uno. En mi caso nada me motiva a tomar la decisión.

Ahora suponed que ya tenemos la especialidad, no están en general reconocidas ni tampoco pagadas, ni si quiera algunas te dan acceso a trabajar de tu especialidad. He de decir que en este tema se están haciendo grandes avances, pero aún veo casos de por ejemplo una enfermera especialista en pediatría que le mandan a medicina interna, y a una enfermera no especialista que le mandan a pediatría, no tiene puta lógica.

Verdaderamente el que lo hace tiene que tener una vocación y una motivación inmensa por hacer la especialidad, completamente admirable y necesaria. Y si eres una de esas personas adelante, no dejes nunca tu sueño, porque antes o después lo acabarás consiguiendo. Y ayudando a cambiar las cosas.

Lo que sí quiero resaltar es que mucha gente a veces confunde la vocación con la esclavitud o con el trabajo gratuito. Y sinceramente no creo que esto vaya de la mano y tampoco lo debemos permitir. De verdad las personas que se sobreponen a todo esto que he contado y consiguen su plaza y lo sacan, se merece todo mi respeto y me quito el sombrero porque realmente me parece admirable.

Quizá cuando cambiemos estas cosas, o entre en razón me plantee hacerlo, desde luego por ahora no.

Por otro lado la especialización me parece necesaria pero en parte puede ser un arma de doble filo, depende hacia donde se dirija o como se oriente esta formación. Sobre todo la hiperespecialización. Porque es como empezar la casa por el tejado. Actualmente como está montado el sistema sanitario en general, basado en la hiperespecialización médica esta resultando bajo mi punto de vista ineficiente. Esta montado para dar un tratamiento altamente efectivo a la gente aguda sin pluripatología. Pero los pacientes crónicos con pluripatologías no, y estas personas por lo general representan un porcentaje mayor. No es normal que para una sola persona la tengan que ver 7 especialistas, uno por cada órgano dañado que tiene. Cada uno se centra en lo suyo, en lo que sabe, y en arreglar su órgano, y se olvidan muchas veces de la persona como un todo. La hiperespecialización por desgracia creo que nos quita perspectiva muchas veces, sobre todo en estas personas que necesitan una visión holística e integral. Una visión que es la esencia de la enfermería y que me daría mucho miedo que se perdiera. Es nuestro fuerte, nuestra marca diferenciadora, aunque quizá la solución sea crear una figura especialista en estos casos, tampoco lo sé. Lo que sí creo es que hay mucho que mejorar antes de dar el salto a algo más, hay que asentar los cimientos de la sanidad y nuestra profesión, y encaminarnos bien hacia la atención de personas.

Hay que empezar por la base, porque muchas enfermeras no se lavan las manos entre pacientes, o no utilizan guantes, o hacen lo que se les pone en las pelotas y quieren ser especialistas. No me jodas, primero bajo mi punto de vista hay que ser buen enfermero raso y después ya ir más allá. Ahora bien, el enfermero que cumple con esto, encima es especialista, no ha perdido la perspectiva y tiene la oportunidad de trabajar en su servicio puede ser el puto amo y puede dar un salto de calidad asistencial increíble.

Desde luego no podemos ser todo terrenos, no podemos saber de todo, y no podemos hacer todo bien. Por eso necesitamos unos cuidados especializados. No nos pueden andar mareando de aquí para allí todo el día, soltarnos sin formación en sitios para los que no estamos capacitados, y es más incluso a veces que les dices se me da fatal pediatría, y allí te mandan. Si es que manda cojones.

Pero bueno, voy a ir abreviando que me caliento y no puede ser. Como decía al principio esto son los motivos por los que no haría el EIR, seguramente este muy equivocado en muchas cosas y puede que mañana diga otra cosa completamente distinta, espero por lo menos haberos invitado a reflexionar, obviamente también tengo motivos por los que sí haría el EIR, aunque por ahora pesan más estos. Es más quizás si sacasen médico quirúrgica igual me lo planteaba y se me olvida todo esto que os he dicho. Ya sabéis que a veces me gusta reflexionar y darle la vuelta a la tortilla. Por cierto, también hay un lio de la leche con los máster y las especialidades, porque en vez de haber una especialidad de enfermero de urgencias, hay un máster que te beneficia a la hora de entrar al 061, o para quirófano hay otro en vez de una especialidad, la verdad que es un cristo.

Bueno me gustaría que desde el respeto, a poder ser, abriéramos un pequeño debate en comentarios comentando todas estas cosillas, sin criticarme mucho por favor que tengo mis sentimientos.  Recordemos que nadie tiene la verdad absoluta y todos tenemos parte de razón. Muchísimas gracias por verlo, un abrazo y hasta el próximo vídeo.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.